James Ellsworth rompe el silencio: “Lloré cuando me despidieron”

10 febrero 2018

James EllsworthUn tal James Ellsworth hizo su aparición en la edición de Monday Night Raw del 25 de julio de 2016, apareciendo como el rival local de turno que enfrentaría al imparable Braun Strowman en la fecha. Por supuesto, un minuto después ya estaba en nocaut y era planchado por el gigante, pero ese día se gestaría el comienzo del “sin perilla” en WWE. Más que nada por su curioso aspecto y sus cómicos gestos faciales, el gladiador se haría rápidamente con el cariño del Universo WWE y, tras una fuerte campaña en las redes sociales, volvería a decir presente en las semanas venideras.

Ellsworth prestó palabra durante una reciente visita a Talk Is Jericho, el podcast del legendario Chris Jericho, donde rompió el silencio acerca de sus 16 meses como Superestrella WWE y su despido de la compañía en noviembre del año pasado. Antes que nada se refirió a sus primeros pasos en el suelo de los McMahon y los planes originales que se tenían para él en el evento SummerSlam de 2016, que, por supuesto, no terminarían teniendo lugar.

“Luego de lo que hicimos con Strowman, que fue el 25 de julio de 2016, recibí un e-mail que decía: ‘hey, quizá hayan algunos planes para ti en SummerSlam’. Y yo le pregunté, ‘¿SummerSlam?’; ‘sí, es en el Barclays Center y puedes viajar allí desde Baltimore. Desde Baltimore hasta el Barclays son tres horas’. Entonces le dije, ‘genial’, y en verdad pensé que iba a ser parte de SummerSlam. El viernes antes del evento recibo otro mensaje que decía algo así como, ‘hey, cambio de planes: no tenemos nada para ti en SummerSlam’. En el mejor de los casos te volveremos a llamar pronto’.

“Supe qué ocurrió meses después acerca de lo que se suponía que iba a ocurrir. ¿Recuerdas cuando Heath Slater no fue escogido para Raw y SmackDown en el Draft? Era un agente libre y estaba intentando obtener un contrato en cualquier de las dos marcas. La idea era que supuestamente iba a salir en SummerSlam y demandaría a Daniel Bryan un contrato, a lo que Bryan iba a intentar facilitarle el camino, ‘de acuerdo, te daré un contrato con SmackDown si vences a este tipo’. ¡Y se suponía que ese iba a ser yo! ¡Y la idea era que yo saliera ganador y ganara el contrato! Pero lo que ocurrió fue que Slater empezó a obtener reacciones de técnico, así que decidieron no hacerlo.”

Ellsworth no regresaría en la Fiesta Más Grande del Verano, pero sí obtendría la llamada para volver en el SmackDown del 11 de octubre para acompañar a AJ Styles en un combate por parejas, y si bien sería atacado por The Miz mientras realizaba su ingreso al cuadrilátero, fue suficiente para que la afición alzara aún más su voz para lo que vendría después: una rivalidad con Dean Ambrose y AJ Styles por el Campeonato WWE. Y lo más curioso sería la forma en la que se enteró:

“Pasó un mes desde mi última aparición y recibí otra llamada en la que me decían, ‘hey, viajarás a California para SmackDown’. Cuando vuelo hacia California pienso en que seguramente lucharía contra Miz, puesto que él me había atacado el mes pasado. Nadie me había dicho nada, simplemente era lo que me pasaba por la cabeza. Así que empecé a mirar combates de Miz por YouTube durante el vuelo, una vez y otra vez.

“Cuando llego a la arena me encuentro con Adam Pearce [agente] y me dice, ‘¿qué harías si te dijera que plancharás al Campeón Mundial esta noche?’. Y le dije, ‘sí, claro, hombre’ (en tono sarcástico); y me contestó, ‘no te mentiría, hermano’, pero no le creí en lo absoluto. Luego me encontré con AJ [Styles] en la zona de catering, y me dijo, ‘tú y yo esta noche, hermano’. Supuse que me estaba mintiendo él también, que estaban haciendo algo así como una broma para el chico nuevo. Y fue ahí cuando los chicos del equipo creativo me dijeron, ‘enfrentarás a AJ, Ambrose será el referí y ganarás con la ayuda de Ambrose’.”

Para toda esa historia, aunque ya con el público en el bolsillo, Ellsworth reveló que el respeto y la admiración que sentía hacia Styles hizo que sintiera miedo “por primera vez en su carrera”. Aseguró que nunca fue de tener ese sentimiento antes de salir a actuar, fuese en el circuito independiente ante veinte personas o ante millones en las pantallas de WWE. Sin embargo, todo saldría bien cuando le tocó verse las caras al monarca… menos una cosa:

“Durante las prácticas AJ me conectó el Styles Clash, que es una maniobra peligrosa. Es decir, es fácil, es fácil de recibir. En las prácticas me lo ejecutó a la perfección. Pero una vez en el combate, me tomó y, hombre, al principio estaba bien, pero luego entré en pánico. ‘¿Qué está ocurriendo? ¿Qué está ocurriendo?’… y luego me salvó la vida. Es decir, se aseguró de que no me lastimara. Es un movimiento fácil, incluso AJ me dijo, ‘no hagas nada, yo te tomo y tú no te muevas’.

“Mientras él me lo explicaba parecía muy simple, ‘simplemente no hagas nada, no te muevas’. Y era fácil de recibir. Así que la lección es que no puedes asustarte, hombre. No puedes asustarte porque puedes arruinarlo. No sé cómo me salvó, lo que sea que haya hecho… supongo que quizá haya golpeado su rodilla contra la lona primero”.

Luego de que Jericho asegurara haber sido el responsable de convencer a Vince McMahon de que no se baneara el Styles Clash a pesar del historial de lesiones, James acotó que se enteró que obtendría una oportunidad por el Campeonato WWE en el momento en que Daniel Bryan se lo comunicó estando al aire, por lo que su reacción fue cien por ciento legítima.

Pero de superar al retornante Goldberg y al resto del elenco de WWE en la venta de mercancía y obtener oportunidades por el título absoluto -Jericho bromeó sobre el hecho de que Ellsworth recibió más chances por un título mundial que él en 2016-, Ellsworth pasó a ser considerado un broma pesada para muchos al estar en la órbita del Campeonato WWE. El resultado fue el fin de su gran empuje, pero el comienzo de una alianza con la bella Carmella.

“Fue una idea totalmente suya. Ella fue adonde Vince y le dijo, ‘podrías poner a Ellsworth conmigo; yo lo seduciría para que me ayudara a ganar combates. Lo manipularía’. Esa era su idea en un principio y a él le encantó. Y creo que en la semana previa a WrestleMania, él nos llamó a su oficina y nos dijo lo que quería lograr con nosotros.

“Y esa fue la primera conversación extensa que tuve con él. Me puso los pelos de punta, estaba nervioso, y eso que trato de no asustarme. Pero una vez que me dijo lo que necesitaba que hiciera, recuerdo que le dije de manera convincente que estaba seguro de que haríamos que la idea diera sus frutos. Su idea era consolidar a Carmella. Quería que Carmella fuese una ruda en la división femenil.”

Desde que se asociara con la de Staten Island, el luchador forjó una gran amistad con ella. Y entre otras de las Superestrellas con las que se juntaba, éste enumeró:

“Los chicos en los vestuarios eran súper divertidos. Luke Harper, por ejemplo, súper divertido. Lo mismo Daniel Bryan. Becky Lynch era una gran chica. Hablaba todos los días de baseball con Fandango. Con Dolph Ziggler nos volvimos bastante cercanos hacia el final. Bray Wyatt fue el primero en decirme que me fuera a vestir con el resto del elenco, pues incluso en la historia con AJ y Ambrose todavía me vestía en la zona de extras. Y con Carmella nos hicimos grandes amigos. Pasamos once meses juntos en televisión y haciendo shows no televisados todas las semanas.”

En noviembre del año pasado, WWE tomó la decisión de despedirlo. Reveló que “se sentía demasiado cómodo” y que no esperaba toparse con semejante golpe. Reconoció que no quedó satisfecho con lo que hizo, y es que según él “hubo muchas cosas más que me gustarían haber hecho y que podríamos haber hecho”. Aunque a su vez resaltó su suerte y afirmó que logró hacer más de lo que esperaba.

“Creo que me puse demasiado cómodo, hombre. Por ejemplo, cuando me pusieron el collar de perro… no me molesta hacer lo que sea en televisión. Sé que es un show, así que cuando empecé a hacerlo, fui hacia alguien y le comenté, ‘no sé si funcionará porque es demasiado extraño. No creo que la gente vea eso y piense que ella me está tratando como basura porque me convertí en un enorme rudo tras Money in the Bank’.

“Se suponía que iba a hacer que la odiaran más por eso de llevarme con el collar, pero, para mí, en ese momento era un rudo y la gente pensaba que me lo merecía. Es decir, creo que me puse demasiado cómodo y pensaba, ‘no sé si esto funcionará’. No sé si era mi lugar decirles eso. Eso es lo creo, no tengo ni idea del porqué (de su despido)”.

Luego pasó a discutir cómo le comunicaron la noticia de su despido. Explicó que el encargado fue Mark Carrano, intermediario entre el talento y la oficina, y que las nuevas le cayeron como un balde de agua fría. “Le empecé a decir, ‘pero hay muchas cosas que podemos hacer todavía’. Sé que él no tomaba la decisión y sólo estaba haciendo su trabajo.” A los pocos minutos lo llamó su ex acompañante para consolarlo:

“Carmella me llamó al instante, literalmente. Quizá un minuto y medio después de haber terminado de hablar con Mark (Carrano). Estoy sentado en el sótano de mi casa, todavía no le había dicho nada a nadie. Pensaba, ‘¿qué demonios?’. Lloré. No me importa decirlo: así como lloré el día que me contrataron, lloré el día que me despidieron. El teléfono suena y es ella. Y ahí pensé, ‘debe saberlo, demonios’. Y me dijo, ‘James, Dios mío, no puedo creerlo. Lo siento mucho, espero que estés bien’.

“Es decir, es una chica muy dulce. Le dije, ‘estaré bien’. Pensé que estaba bien antes de estar en WWE y que estaría mejor después. Le comenté que me dolía, pero que así era la vida, que en ocasiones puede ser injusta y lo entiendo. Y ella se quedó hablando conmigo hasta que estuve listo para colgar. Ese es el tipo de persona que es ella, y todavía nos texteamos casi todos los días. Pero todos fueron muy buenos conmigo. Al poco tiempo muchas Superestrellas empezaron a desearme buena suerte.”

Entre otras cosas, Ellsworth también dejó los siguientes títulos:

  • Trabajó todo su programa con AJ Styles sin un contrato, además de que el plan original era que no pasara de esa rivalidad y abandonara el barco una vez terminada la misma.
  • Dean Ambrose disfrutaba trabajando con él y hacía hincapié en la química que ambos tenían en las pantallas.
  • No le molestó en ningún momento que la gracia de su personaje fuera su aspecto físico; ese era su fuerte. De hecho, hasta ayudaba a JBL a inventar bromas sobre su rostro.
  • Jericho le apuntó que su despido no fue a raíz de que hubieran problemas con él o que hiciese un mal trabajo, sino que es la naturaleza de ese tipo de personajes durar poco. Recalcó su gran labor y citó por ejemplo a The Godfather.
  • El Y2J también desveló que el plan original era que él luchara por el Campeonato Universal en WrestleMania 32 contra Kevin Owens y ganase el oro. Sin embargo, los planes cambiaron cuando se decidió hacer el Lesnar-Goldberg.
  • El dueño del No Chin Music acotó que planea seguir luchando en el circuito independiente y hacer lo que ama hasta que pueda. Posee los derechos de James Ellworth, que son sus dos primeros nombres. Se apellida Morris.
    El día después de su despido recibió 106 peticiones para trabajar en las indies. Asimismo, comentó que su cláusula de no competición finalizará este 12 de febrero.

A todo esto, Ellsworth ya ha dado a conocer su lista personal de rivales de ensueño, tal como lo hizo Cody (no Rhodes) tras su salida de WWE. No obstante, se trata de una lista bastante peculiar:

Desarrollado por JE Image
How to whitelist website on AdBlocker?

How to whitelist website on AdBlocker?

  1. 1 Click on the AdBlock Plus icon on the top right corner of your browser
  2. 2 Click on "Enabled on this site" from the AdBlock Plus option
  3. 3 Refresh the page and start browsing the site
A %d blogueros les gusta esto: