Bryan Danielson pudo ser despedido de WWE por su recordado segmento con The Miz en Talking Smack

3 agosto 2022
Daniel Bryan y The Miz

Con la separación de marcas llevada a cabo en 2016, WWE quiso ofrecer a los aficionados dos productos lo suficientemente diferentes entre sí. Mientras Monday Night Raw seguía siendo el «show A» de la empresa, Friday Night SmackDown se convirtió en la denominada «tierra de las oportunidades», donde Daniel Bryan y Shane McMahon trataron de presentar el show más fresco posible.

Como complemento, surgió Talking Smack, un programa presentado por Bryan Danielson y Renee Paquette que, en sus orígenes, carecía de un guion propiamente dicho, permitiendo a las superestrellas mostrar una mayor parte de su personalidad, un factor decisivo que lo llevó a obtener un gran éxito entre los aficionados.

En este sentido, uno de los momentos más recordados tuvo como protagonistas a Danielson y The Miz, que se enzarzaron en una discusión tremendamente realista, que acabó con Bryan abandonando la mesa, dejando a los aficionados con la duda de si lo que habían visto había sido real o no.

Mientras tanto, Bryan fue recientemente entrevistado en The Sessions with Renée Paquette, donde pudo abordar varios temas, incluyendo su recordado segmento con The Miz en Talking Smack. A continuación os dejamos con sus declaraciones más destacadas, transcripción cortesía de WrestlingNews.co:

Sobre su recordado segmento en Talking Smack

«Miz estaba muy frustrado. Era el Campeón Intercontinental y no lo utilizaban mucho en televisión. Yo estaba muy frustrado porque no me autorizaban a luchar a pesar de que numerosos médicos me habían autorizado a competir. Y ya sabes, entiendo por qué, pero, de todos modos, eso es una larga historia.

Así que, volviendo al tema de mi frustración, se nos ocurrió lo siguiente. El plan original que Mike y yo habíamos ideado, era que yo iba a golpearlo. Queríamos meternos en la piel del otro tanto como para que fuera plausible que yo estuviera lo suficientemente enfadado como para golpearlo, y ese era el objetivo.

La idea era que, o me despidieran, o que la gente tuviera tantas ganas de ver el combate que tuvieran que autorizarme a luchar. Pero entonces Mike hizo un trabajo tan grande que, intuitivamente, sentí que era mejor marcharme, porque aquella situación también era muy buena. Déjalo (a The Miz) con ese enfado. Era tan bueno. Mike y yo no nos gustamos, legítimamente, pero Mike es también alguien a quien respeto mucho por trabajar muy, muy duro

Sobre su participación en Total Bellas

«Tengo que ir a vivir a la casa de John Cena. Odio filmar un reality. Te cambias constantemente de ropa el mismo día para ir a filmar algo fingiendo que es un día diferente. Se supone que esto es real. ¿No puedo llevar la misma ropa? Me dicen: ‘No, no puedes’.

Fue muy duro, porque cuando pasas por algo como el retiro y te quitan eso que amas, quieres estar rodeado de amigos y familia. Brie estaba de gira a tiempo completo con la lucha libre (WWE), así que se iba los viernes y no volvía hasta el miércoles. Filmábamos el miércoles, el jueves, y ella se iba el viernes. Estaba en la casa de huéspedes de John Cena. Había muchas reglas. Tengo el perro. Me encanta John. Creo que John es genial, pero aquel no era el lugar ideal.

Entonces escriben estas historias, que a veces se convierten en historias reales. Una de las discusiones se volvió real. Entonces fue como, ‘Oh, Jesús, ya no quiero estar aquí’, así que me fui. Fue malo. En realidad empezó con Nicole y yo teniendo una discusión porque Brie y yo habíamos comprado esta propiedad. Íbamos a construir una casa. Yo quería que fuera una casa más pequeña. Nicole quería que fuera una casa más grande. No es tu casa. Es mi casa

Sobre las decisiones y la suerte en el mundo de la lucha libre profesional

«Se convirtió en un asunto de merecer cosas, merecer esto o merecer aquello, o lo que sea. Mi opinión sobre todo esto es que ninguno de nosotros merece lo que hemos conseguido. Por ejemplo, he conocido a un montón de fantásticos luchadores a lo largo del camino que nunca llegaron a donde yo estaba por pura suerte, buena o mala. Buena suerte por mi parte. Mala suerte por su parte.

Cuando miras a alguien como Nigel McGuinness, la única razón por la que no era como yo o tuvo más éxito, es porque él fue honesto sobre el desgarro de su bíceps, y yo mentía sobre las conmociones cerebrales y los ataques. Cuando vas al médico y te hacen esas preguntas, no fue como si pensara: ‘Oh, tengo que mentirle sobre mi conmoción cerebral’. Me preguntaron y esa parte de tu cerebro que reacciona por instinto, dijo: ‘Estoy bien’, mientras que él dijo: ‘Bueno, tengo que contarle lo de mi desgarro de bíceps’ o lo que sea. Esa es la diferencia por la que yo llegué a donde llegué y que él nunca disputara un combate en WWE

Desarrollado por JE Image
A %d blogueros les gusta esto: