AJ Lee se confiesa sobre su salud mental: “Dejé que el Desorden Bipolar me consumiera”

3 febrero 2017

AJ LeeA dos años de su retiro de la lucha libre profesional, y a pesar de las escasas referencias que WWE hace de ella, el público sigue recordando con mucho cariño a AJ Lee, quien mantuvo viva la división femenil antes de la llegada de Las Cuatro Jinetes. Dentro de poco, la ex luchadora lanzará su libro Crazy is my Superpower, una íntima confesión sobre su difícil vida, pero antes ha dado un adelanto muy personal, donde habla sobre su salud mental.

En una entrada en su website titulada “Silencio, interrumpido“, AJ confesó que durante su adolescencia fue diagnosticada con trastorno bipolar, una enfermedad con antecedentes familiares.

El texto, en un tono muy personal e informal, empieza hablando del estigma social que existe alrededor de la enfermedad mental:

Siempre creí que loco era una mala palabra. Políticamente incorrecta. Insensible. Ofensiva. Tabú. Como niña una vez la usé ligeramente para describir la batalla de mi familia con la enfermedad mental y fui recibida con escandalosas miradas. ¿Cómo podía ser tan casual ante algo tan serio? ¿Qué clase de niña retorcida podía bromear sobre algo tan trágico? Así que removí la palabra de mi vocabulario. Me entrené para temerle, para estar avergonzada de ella.

AJ continúa explicando su temprana historia con el trastorno bipolar.

La sociedad me dijo que la enfermedad mental era una carga para ser llevada solemnemente y, más importante, en la intimidad. En silencio, miembros de mi familia trataron de ajustar sus tornillos flojos y fallaron. Y en silencio, yo contemplé mientras la enfermedad vorazmente consumía a la persona que más amaba. Estar quietos no nos llevó a nada. Ignorar el problema sólo ayudó a ventilar sus llamas. Y sólo cuando empecé a entender de qué era realmente capaz esta enfermedad , vino por mí.

Fui diagnosticada con Desorden Bipolar cuando apenas salía de mi adolescencia. Como nuestra piel color de oliva o nuestras cejas de oruga, supongo que venía de familia.

Aunque el lenguaje psiquiátrico se ha popularizado en los últimos años, el trastorno bipolar es mucho más serio de lo que cree el grueso de la población. Este desorden se caracteriza por largos e intensos episodios de histeria o euforia, quizá incluso con delirios de grandeza, seguidos de periodos de depresión de similar intensidad y duración. Es por este motivo que anteriormente se conocía a quienes padecían esta enfermedad como “maniaco-depresivos”.

AJ Lee continúa relatando su relación con la enfermedad mental y la manera como la afrontó:

Cuando fui diagnosticada, creí que mi enfermedad mental iba a ser mi gran debilidad por toda la vida. El Desorden Bipolar sería mi prisión impenetrable y yo estaría atrapada en un castillo al estilo de la Princesa Peach. Pensando que no había salida, dejé que me consumiera. Tras presenciar con cuanto poder se robó a quienes amaba, asumí que era mi única elección. Rendirme. Darme por vencida. La usé como chivo expiatorio para mi vergonzoso mal comportamiento y peligrosas decisiones. La dejé tomar todo hasta que no tuve más que dar. La dejé ser mi falla fatal.

Pero lo interesante sobre las “fallas” es que ellas realmente están en el ojo de quien mira. Las debilidades pueden convertirse en fortalezas con un simple cambio de perspectiva. Tú puedes elegir. Un día tomé la decisión de dejar de sentir lástima por mí misma. Decidí levantarme y luchar. Aceptaría aquello de lo que la sociedad me dijo que huyera. Lo que alguna vez fui mi vergonzoso secreto iba a ser mi arma secreta.

El cambio de perspectiva de AJ Lee consistió en empezar a aprovechar la intensidad emocional que su enfermedad le daba. Ante diversas situaciones empezó a utilizar emociones útiles y adaptativas, potenciadas por su desorden, desde empatía hasta autoconfianza y sentido de justicia.

Ese es el regalo que ser bipolar me dio. Me bendijo con una alta imaginación, una voluntad de hierro y una inquebrantable creencia en lo imposible. Usé mi don para llevarme de ser una sin hogar a ser una atleta y artista en televisión internacional. Me convertí en una mujer con una misión.

¿Pero de qué sirve un arma secreta si sólo me es útil a mí? Es hora de revelar mi identidad secreta. Soy bipolar y estoy orgullosa.

Ahora AJ Lee es una mujer exitosa. Sin que los aficionados lo supieran, explotó su enfermedad mental como parte de su personaje en WWE y se convirtió en la luchadora más popular del momento, siendo tres veces Campeona de Divas, Gerente General de Raw y parte fundamental de los reinados de Daniel Bryan y CM Punk, su ahora esposo.

Antes de cerrar, AJ Lee deja un mensaje para aquellos que comparten su situación:

Espero es que sea un recurso para aquellos que enfrentan batallas similares contra la enfermedad mental. Incluso si tu batalla es diferente, mi mensaje para ti es el mismo: Acepta tu locura, tu imperfección, tu debilidad – lo que sea – porque eso es lo más especial sobre ti.

Como lo dice el título de su libro, la locura es su superpoder.

Desarrollado por JE Image
How to whitelist website on AdBlocker?

How to whitelist website on AdBlocker?

  1. 1 Click on the AdBlock Plus icon on the top right corner of your browser
  2. 2 Click on "Enabled on this site" from the AdBlock Plus option
  3. 3 Refresh the page and start browsing the site
A %d blogueros les gusta esto: